Puente de Mayo en El Tombo

El Tombo de Santa Catalina es la casa ideal para juntarse y pasar unos días agradables en un entorno lleno de naturaleza.

En esta ocasión estuvieron haciendo la ruta del Rio Nansa, visitaron las pozas de Quintanilla. No pudo faltar  El Mirador de Santa Catalina con unas vistas de vértigo.

 

Fin de año en El Tombo

No pudimos acabar y empezar mejor el año.

Unos días en El Tombo y vuelves con las pilas cargadas, para todo el 2016.

Los vientos del sur nos permitieron disfrutar de unas temperaturas nada normales en invierno, pero formidables, para poder pasear por estos bosques que aun sin hojas, son preciosos..

36 personas nos sentamos a cenar para celebrar fin de año y luego como no, un poquito de baile y algo de Champagne para brindar!!!

 

La Güera de Navedo

Una experiancia para todas las edades.

 

Fuimos dos adultos y niños de más de 8 años.  Muy divertido y con sus momentos de adrenalina.  Hay toboganes, rappels y un buen salto a una poza, que, como veis, alguno lo tuvo que hacer en compañía, porque solo le daba un poquito de impresión. Nosotros alquilamos todo el equipo, casco y neopreno. Las zapatillas de deporte si han de ser las tuyas!

 

Días de multi-aventura

El valle de Peñarrubia esta al alcance de todo.

Este grupo de huespedes, hicieron todo tipo de actividades durante los días que pasaron en El Tombo de Santa Catalina.

Ciclo-turismo de Fuenté De hasta Bejes. Unos venían con bicis de montaña, otros las alquilaron en Ojedo.

Vía ferrata en la Hermida. Puedes traer tu propio equipo, o alquilar uno. Ellos alquilaron el equipo completo y fueron acompañados por monitores.

Paintball, en Liebana Active.. super divertido

Para acabar con un baño en el rio Deva.

 

 

Combinar Playa y Montaña

Jornada de Surf en San Vicente de la Barquera y fantástica excursión hasta los Tejos (Cicera)

Un grupo de amigos pasaron en  El Tombo el Puente del Pilar.

Se alquilaron equipos completos de surf en San Vicente donde pasaron un dia inmejorable en la playa de Gerra. Teniendo en cuenta que era 10 de Octubre, no podían haber escogido major fin de semana.

Al día siguiente les llevamos a la Braña de los Tejos. Dura subida de varias horas, pero el paisaje en la cumbre, mercía la pena.